COCAINA, ALCOHOL Y CANNABIS: que son,riesgos y como dejarlos.

 

¿Qué es la cocaína?

Es una sustancia estimulante del sistema nervioso central, un principio activo que se obtiene a partir de las hojas de coca, una planta originaria de algunas regiones de América del Sur. Según el proceso de elaboración, hay dos formas de presentación: la primera es un polvo blanco y cristalino conocido como cocaína. Contiene clorhidrato de cocaína y se consume principalmente inhalada. La segunda forma de presentación es la base libre o también conocida como crack, se suele consumir ahumada y los efectos son más rápidos e intensos ya que pasa más rápido al cerebro a través de los pulmones

 

Riesgos para la salud

El consumo continuado de cocaína produce trastornos cardiovasculares (por ejemplo: Infarto de miocardio o hemorragias cerebrales), dolor abdominal, náuseas, pérdida de apetito, insomnio, patologías respiratorias como irritación de la mucosa nasal o sinusitis, perforación del tabique nasal, etc. El consumo crónico de esta sustancia puede provocar trastornos psíquicos como ideas paranoides y depresión, alucinaciones, agresividad, ansiedad o depresión.

 

Como dejar la cocaína:

Según dicen los propios consumidores, la cocaína es una sustancia que se desea rápidamente en cantidades cada vez más elevadas, creando, de esta manera, una severa dependencia psicológica.

Es de vital importancia ponerse en tratamiento desde un modelo educativo biopsicosocial, es decir, teniendo en cuenta los aspectos biológicos, psicológicos, sociales y educativos de la persona, siguiendo un tratamiento integral.

 

¿Qué es el alcohol?

El alcohol es una sustancia depresora del sistema nervioso central, es decir, que ralentiza las funciones vitales. A veces se confunde con un estimulante del mismo ya que, en un primer momento produce desinhibición y euforia sin embargo, esto es debido a que afecta a los centros cerebrales responsables del autocontrol.

 

Riesgos para la salud

El consumo continuado puede provocar trastornos digestivos como gastritis, úlcera gastroduodenal y cirrosis hepática. De la misma manera también puede producir cardiopatías, impotencia y trastornos neurológicos. A nivel psicológico produce cambios de humor, insomnio, suspicacia, irritabilidad, paranoia, celos (celos compulsivos e injustificados) y psicosis alcohólicas. Además el alcohol favorece la deshidratación ya que aumenta la producción de orina.

 

Como dejar el alcohol:

Cuando una persona es dependiente al alcohol, tanto física como psicológicamente, se pondrá en tratamiento en un centro especializado en drogodependencias para poder seguir unas pautas tanto psicológicas como médicas.

 

Hay que tener muy presente que si se interrumpe bruscamente el consumo de alcohol se pueden experimentar síntomas de abstinencia como insomnio, nerviosismo, sudores, ansiedad y depresión. Es importante menciona que la fase más avanzada del ciclo de consumo de alcohol, llamada Delirium Tremens, puede provocar la muerte del paciente.

 

¿Qué es el cannabis?

El cannabis es una sustancia psicodélica, es decir, que altera la cognición y la percepción de la mente. Sin embargo, en pequeñas cantidades puede actuar como estimulante o depresor del sistema nervioso central. En la planta de cáñamo se han identificado más de 60 cannabinoides, que son los responsables de su psicoactividad. De estos, los más abundantes son el Delta-9-tetrahidrocannabinol, el Delta-8-tetrahidrocannabinol, el cannabidiol y el cannabinol. Estos cannabinoides junto con sus metabolitos activos (producidos durante la metabolización del cannabis mediante el proceso de hidroxilación) son los responsables de los efectos de esta sustancia.

 

Riesgos para la salud

El consumo de cannabis puede incrementar el riesgo de padecer problemas respiratorios y cardiovasculares y varias formas de cáncer. Al afectar a las funciones atencionales y de coordinación, aumentan las posibilidades de sufrir un accidente laboral o de tráfico. Sin embargo repercute negativamente en la capacidad tanto memorística como de aprendizaje. En algunas personas puede provocar crisis de ansiedad y, en caso de tener antecedentes familiares o una predisposición individual puede desencadenar trastornos depresivos, de ansiedad o psicóticos. En consumidores de dosis elevadas, afecta en el aparato respiratorio con tos crónica y bronquitis, empeora los síntomas en personas con problemas de hipertensión o insuficiencia cardíaca, altera las hormonas responsables del sistema reproductor y de la maduración sexual y reduce la efectividad del sistema inmunitario.

 

Como dejar el cannabis:

El consumo continuado y crónico del cannabis está asociado el síndrome amotivacional, caracterizado por: apatía, frustración, pérdida de eficacia en desarrollar trabajos así como una menor implicación en el trabajo o los estudios, falta de concentración, falta de iniciativa. También se muestra un desinterés por su cuidado personal.

Para dejar el consumo de cannabis es muy importante la terapia psicológica, para que el paciente disponga de las herramientas y recursos necesarios para poder llevar a cabo el tratamiento de forma adecuada, siguiendo siempre un modelo multifactorial.

Acerca de Narconon Los Molinos

CENTRO SOCIOEDUCATIVO DE REHABILITACIÓN DE DROGAS Y ALCOHOL
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s