TESTIMONIO.M.C

Hola, soy Maxi . Te escribo estas líneas para contarte algo de lo que antes eludía hablar, algo que mantenía en secreto, oculto a mi familia, mi pareja, mis amigos, mis compañeros de trabajo y de gimnasio, algo que con el tiempo me enfermó, y que casi me mata.

Ella se llama María. La conocí en 1997 en una fiesta de Carnaval. Desde entonces se convirtió en mi compañera hasta hace poco tiempo. Cuando la conocí me pareció maravillosa, encantadora. Estuve coqueteando con ella durante un tiempo, viéndola de vez en cuando. Me lo pasaba bien con ella. Lo que empezó como una relación esporádica, que yo controlaba, pasó a ser una relación de fines de semana, y luego de casi todos los días. Con el tiempo ella me mostró su verdadera cara, era posesiva, cruel, egoísta, dañina. Quería dejarla pero no podía, estaba enganchado a ella. Para quien no lo sepa María, mi amiga, era la cocaína.

Las drogas destrozaron mi vida. Si antes de conocerla ya tenía problemas, ahora tenía más. Influía en mis relaciones con los demás y en mi rendimiento en el trabajo. Poco a poco me fui aislando, ya no salía de casa. De casa al trabajo, del trabajo a casa, esa era mi rutina. Llegaba a casa, comía rápido y mal, para irme cuanto antes a mi habitación, y allí permanecía hasta el día siguiente encerrando, drogándome. Aquello no era vida, sino una pesadilla en la que ser descubierto era mi mayor miedo.

Llegó un día en que ya no tenía fuerzas ni ganas para trabajar. Mis problemas crecían, no sabía que hacer con ellos, era incapaz de afrontarlos. Me escondía de los problemas, de la gente y del mundo. Me sentía vacío, triste, sin ganas de vivir. La vida no tenía sentido.

Varias veces intenté dejar la droga pero yo solo no podía. Lo dejaba un tiempo y luego volvía a recaer. Cada caída era mas dura que la anterior. Me sentía como cayendo por un pozo oscuro y sucio que no tenía fin. Un día destrozado, en que ya no podía mas decidí que lo mejor era morir porque mi vida era una muerte en vida. Intente suicidarme pero falle en el intento, cause un gran disgusto a mis padres y sentí que había rebasado una línea que no debía haber traspasado.

Meses mas tarde pedí ayuda a mi padre. Le pedí que me buscara un sitio, un lugar en el que estar, lejos de las drogas, y en el que me pudieran ayudar con mi problema. Así llegue a Narconon Mediterraneo en Alcalá de Guadaira, Sevilla, triste, amargado, confuso, pero decidido y esperanzado no sólo en dejar las drogas sino en arreglar mi vida.

Aquí me desenganche de las drogas con el programa de desintoxicación de Narconon Mediterraneo, casi diría que para mi más que maravillosos sus resultados fueron milagrosos. Cada día que pasaba me encontraba mejor, tanto física como mentalmente. Recupere mi cuerpo y mi mente, y de nuevo empecé a ser y sentirme yo mismo, como el Maxi de hacia muchos años. Pero no sólo en eso se quedó todo. Aquí también aprendí y entrené mis capacidades y habilidades para confrontar las cosas (ponerme en frente de mis problemas y personas sin temor y sin eludir), a comunicarme (antes me resultaba difícil llegar a la gente, me sentía incomprendido y terminaba muchas conversaciones enfadado, discutiendo o gritando), a controlar (las cosas, las situaciones, mi vida), y a percibir la realidad tal cual es.

Aquí he reaprendido cuales son mis obligaciones como hijo, como pareja, como amigo, como trabajador. Cuando llegue estaba confuso. Mis relaciones con las mujeres solo se limitaban al sexo (me estaba perdiendo lo mejor y mas placentero y no me daba cuenta);mis amigos no eran amigos sino relaciones de conveniencia; mis padres no eran mis padres sino personas que me molestaban con sus tonterías y a quienes recurría para comer y tener techo donde dormir; y mi trabajo sólo era un lugar donde todos me miraban mal, y mi propósito solo era hacer el vago lo máximo posible y cobrar a final de mes para gastármelo en mi vicio).

Aquí he redescubierto como sentirme bien, como ser feliz, lo que tengo que hacer para mantenerme dentro del camino que yo trace hacia mis metas y propósitos en la vida, mi camino a la felicidad.

La verdad es tan sencilla y tranquilizadora, los datos y las fórmulas para ser feliz son tan sencillas y han estado ahí tanto tiempo delante de mis ojos que yo, como la mayoría de las personas no las he visto.

Ahora estoy muy feliz, soy feliz, se lo que quiero hacer y cómo tengo que hacerlo, y en eso estoy. Tengo unas inmensas ganas de vivir y de hacer cosas buenas en mi vida para mi y todos los que me rodean. Y todo esto tengo que agradecerlo en primer lugar (o tal vez, en la misma medida) a NARCONON MEDITERRANEO y a mi mismo.

Espero que mi historia te sirva a ti, o a tu amigo/a, pareja, hijo/a, padre/madre o familiar en problemas para encontrar la fuerza y el lugar para recuperar tu vida, su vida.

Acerca de Narconon Los Molinos

CENTRO SOCIOEDUCATIVO DE REHABILITACIÓN DE DROGAS Y ALCOHOL
Esta entrada fue publicada en foro narconon, narconon, narconon los molinos, narconon los molinos secta, narconon opiniones, narconon secta y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s